out 7, 2018

¿Cómo es el proceso de producción del aceite de oliva?

El Aceite es uno de los ingredientes más antiguos del mundo y es básicamente el aceite obtenido directamente de la aceituna. El proceso de producción es bastante minucioso, casi artesanal, con el objetivo de tener un producto de extrema calidad al final del proceso. Me parece importante resaltar sobre la pureza en la producción del aceite de oliva.

Todo comienza en la plantación. El Oliveira es un árbol que tarda cerca de cinco años para generar frutos. La cosecha de la aceituna es prácticamente todo manual y, después de un riguroso control de calidad del fruto, va a una prensa. El jugo de la aceituna se extrae y entonces tenemos el aceite listo para envasarse. En algunos casos, el aceite de oliva también puede ser refinado y este proceso ocurre sin ninguna adición química. Para garantizar la calidad del aceite, todo proceso debe ser rápido, llevando 24h al máximo de la cosecha al envase.

¿Qué diferencia el origen español de las demás?

El aceite de oliva español representa el 50% de los aceites de oliva vendidos en todo el mundo y tiene como característica ser más encorpado. Pero lo interesante es resaltar que los diferentes aceites pueden ser elegidos de acuerdo con la ocasión de consumo y la preferencia particular de cada persona.

¿Cuáles la mejor indicación de uso de cada tipo?

El extra virgen, con sabor más acentuado y frutado, normalmente se utiliza para condimentar ensaladas y, en recetas que tienen el aceite como importante complemento en el plato. El tipo único, presenta sabor suave y es ideal para cocinar. El orgánico, aceite de oliva certificado con los estándares más rigurosos de la agricultura orgánica.

¿Cuáles son los beneficios del aceite de oliva?

Además de ser una opción deliciosa, el aceite de oliva también es conocido por los beneficios a la salud como, por ejemplo, la prevención de enfermedades por la presencia de antioxidantes, como la vitamina E, que actúa directamente con el fortalecimiento del sistema inmunológico. El aceite de oliva es fuente de grasas consideradas buenas que ofrecen beneficios cardiovasculares.