Noticias y consejos

Dividir la alimentación en 3 comidas principales y 3 aperitivos intermediarios. Esto evita que el individuo se pellizque entre las comidas, ya que consumirá pequeños aperitivos, aumenta el trabajo intestinal, pues habrá estímulo constante del tracto digestivo y aumenta el gasto de energía para el metabolismo de los alimentos. Además, pequeños volúmenes ingeridos varias veces al día hacen que un estómago dilatado vuelva poco a poco a la normalidad.

2. Se debe masticar al menos 30 veces cada cojín. Esta acción proporciona una mejor digestión y un mejor aprovechamiento de los nutrientes, mayor gasto de energía y una menor ingesta alimentaria, pues comiendo despacio, una menor cantidad de alimentos hará que el individuo se sienta saciado.
3. Se debe ingerir mucho líquido, principalmente agua (2 a 3 litros) para el mantenimiento de las funciones normales del organismo, pero siempre en el intervalo de las comidas.
4. El azúcar debe ser disminuido o sustituido por algún otro edulcorante. Es muy calórico y no trae beneficios a la salud.
5. Las fibras deben formar parte de la ingesta diaria para asegurar un buen funcionamiento intestinal y para ayudar en la prevención y tratamiento de enfermedades como el aumento del colesterol y el cáncer de colon. Además, los alimentos ricos en fibra reducen la sensación de hambre. Se recomienda el consumo de 20 a 30g de fibras al día.
6. El ejercicio físico, cuando se practica de forma correcta y orientado por profesional especializado, acelera la quema de la grasa almacenada, auxiliando en la reducción de peso.
7. Hacer las comidas en un lugar tranquilo y sin prisa. Nunca se debe comer caminando, viendo televisión o discutiendo con alguien. El ambiente debe ser tranquilo para que las frustraciones no sean descontadas en el plato de comida. Con prisa, el individuo come exageradamente sin darse cuenta, pues tarda más tiempo para sentir saciedad.
8. No dormir inmediatamente después de las comidas y no comer alimentos pesados ​​por la noche, pues en ese período la digestión es más lenta y difícil.